loader image

Cirugía refractiva: La solución para dejar de usar gafas

Cirugía refractiva: La solución para dejar de usar gafas.

Cirugía refractiva: La solución para dejar de usar gafas

Escrito por la Dra. Ana Silvia Serrano de Mozo, Cirujana Oftalmóloga subespecialista en Córnea, Segmento Anterior (Catarata) y Cirugía Refractiva.

 

El término “cirugía refractiva” es utilizado para integrar el conjunto de cirugías oculares cuyo resultado final es la independencia de gafas, corrigiendo defectos refractivos tales como miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia.

 

Estos procedimientos tienen en común que, a través de diferentes métodos y tecnologías, ajustan la capacidad de enfoque del sistema óptico ocular, que está compuesto principalmente de dos lentes importantes: la córnea (el lente más externo de la superficie ocular) y el cristalino (el lente interno que permite la acomodación y donde se desarrolla la catarata).

Cirugía refractiva: La solución para dejar de usar gafas.

Procedimientos refractivos corneales: LASIK y PRK

La curvatura de la córnea puede ser modificada con procedimientos realizados con láser excimer como el LASIK o PRK, en los cuales se programa la graduación del paciente y el láser realiza el cálculo para hacer una ablación exacta de tejido corneal para “tallar” el defecto refractivo del paciente.

 

¿Cuáles son las diferencias entre LASIK y PRK?

  • El LASIK (por sus siglas en inglés Laser-Assisted in Situ Keratomileusis):

Es la cirugía refractiva más realizada a nivel mundial. Consiste en realizar un corte o “flap” en la córnea de aproximadamente 130 um, el cual se levanta para dar acceso al estroma corneal donde el láser realiza el “tallado” de la graduación,  posteriormente se coloca nuevamente el flap en su lugar sin necesidad de colocar puntos. Este procedimiento es indoloro, tiene una rápida recuperación visual y una tasa de complicaciones muy baja con una alta predictibilidad en sus resultados.

Cirugía refractiva: La solución para dejar de usar gafas.
  • El PRK (por sus siglas en inglés Photorefractive Keratectomy):

Es un procedimiento en el cual se retira la capa superficial de la córnea (epitelio) y se realiza la ablación del láser según la graduación, generalmente se coloca un lente de contacto terapéutico al finalizar el procedimiento para favorecer la cicatrización y disminuir las molestias. La principal ventaja de este procedimiento es que al no realizar el corte o flap en la córnea, nos permite ahorrar tejido corneal, lo que es muy útil para córneas delgadas o para pacientes que realizan deportes extremos o de contacto que puedan presentar una dislocación del flap corneal. Sin embargo, el tiempo de recuperación visual es mayor (aproximadamente de 1 mes) y los primeros 3-5 días suelen ser incómodos.

Cirugía refractiva: La solución para dejar de usar gafas.

Ambos son realizados con láser excimer y ambos son excelentes opciones para cirugía refractiva, se debe elegir la cirugía más adecuada para cada caso según la graduación, el grosor corneal del paciente y las actividades que realiza en su vida diaria.

 

Procedimientos refractivos en el cristalino o intraoculares: Lentes fáquicos y cirugía facorrefractiva.

 

Además de la córnea, el segundo lente del sistema óptico ocular es el cristalino, el cual debe ser transparente para que los rayos de la luz entren al ojo y puedan ser interpretados por el nervio óptico y la retina.

 

Las cirugías refractivas intraoculares se reservan para ciertos casos que no cumplen con las condiciones adecuadas para una corrección refractiva en la córnea, como puede ser graduaciones muy elevadas o córneas muy delgadas para la graduación a tratar y corresponde principalmente a las siguientes opciones:

 

  • Lentes fáquicos:

Este término engloba diferentes tipos de lentes intraoculares que pueden ser colocados sobre el iris (porción de color del ojo) o justo detrás de él, sin necesidad de retirar el cristalino.

Estos lentes son una excelente opción para miopías y astigmatismos altos que no pueden ser corregidos con procedimientos refractivos corneales como LASIK y PRK. Se implantan por incisiones pequeñas, con un tiempo de recuperación casi inmediato.

Cirugía refractiva: La solución para dejar de usar gafas.
  • Cirugía facorrefractiva o PRELEX (Por sus siglas en inglés PREsbyopic Lens Exchange):

Este procedimiento consiste en la extracción del cristalino claro o transparente, es decir, antes formar catarata o con una catarata incipiente, con el posterior implante de un lente multifocal (lente intraocular o LIO diseñado con múltiples adiciones para visión lejana, intermedia y cercana) en el mismo acto quirúrgico.

Esta cirugía está indicada en pacientes que además de su defecto refractivo, presenten presbicia. La presbicia es una alteración de la acomodación que se presenta en pacientes mayores de 40 años y se manifiesta como una dificultad para leer o para ver de cerca.

Cirugía refractiva: La solución para dejar de usar gafas.

Es importante un examen oftalmológico completo y minucioso para descartar alteraciones oculares que contraindiquen la realización de cirugía refractiva. Además de eso, es necesario solicitar estudios como por ejemplo una topografía o mapa de la córnea para valorar su forma y grosor y escoger el procedimiento más adecuado para cada caso. En caso de cirugías intraoculares, puede ser necesario solicitar estudios adicionales para calcular el LIO a implantar.

Por último, le recordamos que es importante una discusión amplia sobre su estilo de vida, necesidades visuales, riesgos y expectativas de las diferentes opciones de cirugía refractiva con su cirujano para tomar una decisión informada sobre el procedimiento más adecuado para usted.

 

En Oftalmólogos Mozo contamos con tecnología de punta para realizar el diagnóstico y tratamiento más adecuado para usted,  además de un equipo multidisciplinario de subespecialistas altamente capacitados con calidez humana para brindarle la atención que usted merece y necesita.

Si le interesa información adicional o está interesado en agendar una cita, puede comunicarse al correo electrónico [email protected] o al teléfono +57 314 576 7619.

 

Te puede interesar…

¿Cuándo debo llevar a mi hijo al oftalmólogo pediatra?

¿Cuándo debo llevar a mi hijo al oftalmólogo pediatra?

¿Cuándo debo llevar a mi hijo al oftalmólogo pediatra? Escrito por el Dr. Agustín Mozo Cueto, Cirujano Oftalmólogo subespecialista en Oftalmología Pediátrica.   La Academia Americana de Oftalmología establece que el 25% de los niños entre 6-16 años tendrán algún...

La Diabetes Mellitus y la retina… ¿Cómo se relacionan?

La Diabetes Mellitus y la retina… ¿Cómo se relacionan?

La Diabetes Mellitus y la retina… ¿Cómo se relacionan? Escrito por el Dr. Agustín Mozo Castro, Cirujano Oftalmólogo subespecialista en Retina y Vítreo.   La Diabetes Mellitus es una enfermedad crónica que afecta a todos los vasos pequeños del cuerpo, incluyendo a...

Estrabismo u ojos desviados… ¡Lo que debes saber!

Estrabismo u ojos desviados… ¡Lo que debes saber!

Estrabismo u ojos desviados. El estrabismo es la pérdida del paralelismo o alineación de los ojos. Se divide en varios tipos, dependiendo de hacia donde se encuentre la desviación.  El más frecuente es la desviación hacia adentro (endotropia), seguida de la desviación hacia fuera (exotropia), y con mejor frecuencia las desviaciones verticales (hipertropia – desviación hacia arriba o hipotropia – desviación hacia abajo).

¿Qué son las Moscas Volantes?

¿Qué son las Moscas Volantes?

Las moscas volantes son manchas en la visión que generalmente se ven en forma de puntos, hilos, círculos o telarañas que se encuentran flotando en tu campo visual y se mueven junto con los ojos.

 

Éstas tienden a ser de color negro o grises y tienden a desaparecer cuando intentas mirarlas fijamente, además tienen la característica de ser más notorias al ver a contraluz o sobre fondos claros.

¿Tienes carnosidad?… Te explicamos

¿Tienes carnosidad?… Te explicamos

La “carnosidad” es un término comúnmente utilizado para describir dos diferentes tipos de crecimientos anormales de la conjuntiva:

 

El primero, se le llama médicamente pingüécula, puede ser de coloración amarillenta o rojiza y se caracteriza porque no invade la córnea.

 

El segundo, es el conocido como pterigión, donde el crecimiento del tejido carnoso vascularizado invade la córnea y puede crecer hasta llegar a afectar la visión.

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
Ir a WhatsApp
Bienvenido a Mozo Oftalmólogos,
en qué podemos ayudarte?